martes, 24 de enero de 2017

Recetas literarias para amantes de la lectura y de la gastronomía



Estimados amigos, yo siempre he dicho que toda persona, antes o después, acaba teniendo una buena idea. Todo el mundo… incluido yo. O eso creo, al menos. En fin, os cuento cuál es mi último proyecto literario, que me está ilusionando.

He creado un blog, Recetas Literarias, en el que iré publicando textos de diversos géneros (cuentos, poemas, crónicas, microrrelatos). Bien, diréis, es lo que haces siempre, ¿no? Bueno, este caso es especial, porque presento los textos como si de platos de cocina se tratara. La idea es fundir dos conceptos a priori diferentes pero que guardan cierta similitud: ambos necesitan una elaboración. Se habla de la cocina de un cocido o de un lomo de cerdo con salsa de frambuesa de igual manera que se habla de la cocina de una novela o de un cuento, ¿verdad?

Pero no es solo una cuestión de presentar textos de una manera concisa, divertida y original. No, se trata de que esos textos sirvan de guía de lectura y también como claves de escritura para nuevos autores que necesitan un empujón ahora que están empezando. (La redacción de la receta de esos textos, en los casos de muchos autores, va a correr de su cuenta).


Por ahora he publicado recetas de Antón Chejóv, Martin Rejtman, Gabriel García Márquez, Alexander Drake… La última lleva la firma de Ernesto Bustos Garrido, y es una crónica del almuerzo que mantuvieron Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato con el dictador argentino Rafael Videla poco después de que este tomara el poder, un encuentro que marcaría a Sábato de por vida.
¿Os parece un proyecto tan interesante como a mí?


En cualquier caso, como diría Groucho Marx, si no nos gusta esta idea, tengo otras…


martes, 3 de enero de 2017

En el adiós a John Berger



John Berger, escritor, pintor y crítico de arte, ha fallecido hoy. Está considerado como uno de los mejores escritores contemporáneos.

Como homenaje, recordamos uno de sus cuentos, La gran blancura, que publicamos hace tiempo en Narrativa Breve, y un breve ensayo, Una carga de mierda, que acabo de publicar. .

Descanse en paz

"A veces, la gente habla de mí como si fuera lo que llaman un novelista. Casi siempre lo niego, porque me considero, más bien, un narrador de historias. Para mí hay una gran diferencia entre una cosa y la otra. Para explicarme debo antes hablar del Reino Unido y, en particular, de Inglaterra. En cierto sentido, la novela, al menos al comienzo, fue una invención inglesa de finales del siglo XXVIII y principios del XIX cuyo tema principal eran las historias de familias y clases propietarias, aunque hay excepciones, por supuesto. Suelen ser historias maravillosas, fascinantes. Henry James hizo lo mismo en Estados Unidos. Cuando comencé a escribir, me parecía que ese tipo de perspectiva histórica, con su conexión con la propiedad y la familia, estaba totalmente desfasada. En cierto sentido, este tipo de novelas inglesas, cuando uno piensa en términos de clase o de entorno social, aparecen como confesiones de dicho entorno, confesiones entre iguales. Sin embargo, las historias, las narraciones que, por supuesto, son mucho más antiguas, tratan siempre sobre extraños. O, más bien, diría que tratan sobre misterios. Por ejemplo, los marineros cuentan historias sobre los barcos y el mar, y son narraciones que, al mismo tiempo, hablan sobre el misterio del mar. Del mismo modo, los campesinos cuentan historias sobre la tierra. Son historias misteriosas que se cuentan cuando ya no se puede trabajar porque es de noche, o porque es invierno y hay demasiada nieve. Y muchas hacen referencia al misterio de la procreación. Creo que las historias difieren de las novelas en que el misterio se funda en aquello que uno conoce muy bien".
John Berger

jueves, 29 de diciembre de 2016

Cuento breve de Felisberto Hernández: La envenenada



Hay que leer a Quiroga, hay que leer a Felisberto Hemández y hay que leer a Borges. Hay que leer a Rulfo, a Monterroso, a García Márquez. Un cuentista que tenga un poco de aprecio por su obra no leerá jamás a Cela ni a Umbral. Sí que leerá a Cortázar y a Bioy Casares, pero en modo alguno a Cela y a Umbral. 
Roberto Bolaño, "Consejos sobre el arte de escribir cuentos" 


Cuento de Felisberto Hernández: La envenenada

En uno de los barrios de los suburbios de una gran ciudad, uno de los literatos no tenía asunto. Esto le pasó desde el 24 de agosto por la tarde —en la mañana había terminado un cuento— hasta el 11 de octubre, también por la tarde. En la mañana del 11, el día le amenazaba con normalidad: como uno de los tantos días él estaba encerrado en su casa y no tenía ganas de salir; se paseaba por toda su pequeña casa, a grandes pasos y a profundos pensamientos; quería atacar algún asunto, porque ningún asunto venía hacia él; al mismo tiempo que sus piernas se le cansaban y se le ponían pesadas, sentía angustia con pesimismo; pero se acostaba un rato y, a medida que sus piernas descansaban, la angustia con pesimismo se le iba.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Seguimos en el blog Narrativa Breve, que está más activo que nunca.




Hola a todos.

Os recuerdo que este blog está prácticamente inactivo, pero sigo trabajando en Narrativa Breve, más vigente que nunca. Ya son miles de cuentos los que podéis leer en este blog, además de microrrelatos, entrevistas, artículos sobre corrección de estilos, curiosidades literarias, etcétera. 

Al final de cada post en Narrativa Breve tenéis la posibilidad de suscribiros para recibir las novedades del blog. 

Os comunico además que tengo otros proyectos en marcha: Corrección y Estilo, Literatura.fm, Libros.fm y Grandes Libros

¡Gracias por todo!

Un saludo

Francisco

lunes, 25 de enero de 2016

Cuento de Francisco Rodríguez Criado: Una noche con Jack Kerouac



Beatniks. Fuente de la imagen

 

Cuento de Francisco Rodríguez Criado: Una noche con Jack Kerouac


El sol se había ocultado ya. No importaba: nos contentábamos con el brillo de las luces de neón de mil y un bares, la brisa del mar y un tímido airecillo que nos despeinaba burlonamente. Atrás quedaba el siniestro y oscuro tumulto del Black Mask, donde el tenso ambiente de borrachos, chulos, viejos y busconas jugueteaba con el impetuoso humo que asfixiaba el local.
–¿Lo viste? Es el mejor. No hay duda. ¿Viste cómo su boca, sus pulmones, su corazón, no eran más que una prolongación de ese loco e indómito saxo? ¿Lo viste o no, sucio borracho?

lunes, 21 de septiembre de 2015

Corrección y Estilo (para escritores y redactores)



Corrección y Estilo

Llevo varios meses trabajando en un blog de nueva creación, Corrección y Estilo, en el que ofrezco mis servicios como corrector. En Corrección y Estilo hay además una sección didáctica que tiene como objetivo -aun reconociendo mis limitaciones- ayudar a los escritores y a las personas que pretenden mejorar  su nivel de redacción. En estos posts analizo algunos errores lingüísticos habituales y doy algunos consejos para evitarlos.
Os animo a visitarlo y a compartirlo si lo consideráis interesante.

Espero que os guste