sábado, 11 de febrero de 2012

Publicidad Narrativa (228): El riesgo de compartir un Toyota




NarrativaBreve.com publica un vídeo de publicidad narrativa cada día. ¿Te vas a perder el de mañana?



–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo?
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso.
Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

Microrrelato de Gabriel Jiménez Emán: "Pequeño cielo"


Cielo. Fuente de la imagen

INTERNACIONAL MICROCUENTISTA: ¿Por qué crees que se ha producido el auge reciente de la microficción?
GABRIEL JIMÉNEZ EMÁN: Creo que es porque hay una necesidad de leer cosas inteligentes en un tiempo relativamente corto, el microrrelato llama la atención por su vertiginosidad, por su eclecticismo, por su poder de síntesis, por su humor, por su capacidad lúdica. En la sociedad actual, dominada por el uso de aparatos y de imágenes audiovisuales, la gente tiende a leer cosas breves, pero eso sí, que sean inteligentes, divertidas, osadas, iconoclastas, y eso lo encuentran en la minifición, creo yo.

(Fragmento de la breve entrevista que Internacional Microcuentista le hizo a Gabriel Jiménez Emán, 27-1-2012).

viernes, 10 de febrero de 2012

De Dürrenmatt a la brisca del cinco



Portada de La brisca del cinco, de Marco Malvadi (Destino, 2012).

"La brisca del cinco es un sainete muy ameno, a la manera de Dürrenmatt, que retrata el costumbrismo de ese ciudadano que en el fondo somos todos, adictos a una rutina que quisiéramos traicionar de vez en cuando por ciertas dosis de suspense y aventura".  
F.R.C.

jueves, 9 de febrero de 2012

One-Liner de Vasili Alexeyev (1)


Vasili Alexeyev, campeón de mundo de levantamientos de pesas

"Ahora que he ganado la medalla de oro de levantamiento de pesas, en la categoría de pesos pesados, puede que mi esposa me demuestre mayor respeto". 
Vasili Alexeyev, campeón del mundo de levantamiento de pesas


 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo? 
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso. 

Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

Cuento de Fernando Sorrentino

“Un cuento es una construcción de palabras, que tendría que causar en el lector una impresión, digamos, instantánea y tendría que ser en todo bastante parecido a lo esencial. En una novela hay muchísimas partes neutras que son partes que hay que poner porque no hay más remedio, y que por lo general son meros nexos en vez de episodios de ficción. Un cuento -bueno, eso no lo inventé yo, se ha dicho muchas veces- tiene algo que también tienen los poemas, y es que pueden llegar a una excelencia esencial. O sea: una novela puede ser excelente pero puede serlo de una manera difusa, mientras que un cuento tiene que ser excelente de una manera muy concentrada. Sería muy difícil decir de un cuento: este párrafo está mal. Porque: o está todo bien, o está todo mal. Un pequeño error en un cuento descalabra todo el conjunto”.
F.S.

EXISTE UN HOMBRE QUE TIENE LA COSTUMBRE DE PEGARME CON UN PARAGUAS EN LA CABEZA

(cuento)

Fernando Sorrentino (Argentina, 1942)


Existe un hombre que tiene la costumbre de pegarme con un paraguas en la cabeza. Justamente hoy se cumplen cinco años desde el día en que empezó a pegarme con el paraguas en la cabeza. En los primeros tiempos no podía soportarlo; ahora estoy habituado.
No sé cómo se llama. Sé que es un hombre común, de traje gris, levemente canoso, con un rostro vago. Lo conocí hace cinco años, en una mañana calurosa. Yo estaba leyendo el diario, a la sombra de un árbol, sentado pacíficamente en un banco del bosque de Palermo. De pronto, sentí que algo me tocaba la cabeza. Era este mismo hombre que, ahora, mientras estoy escribiendo, continúa mecánicamente e indiferentemente pegándome paraguazos.
En aquella oportunidad me di vuelta lleno de indignación (me da mucha rabia que me molesten cuando leo el diario): él siguió tranquilamente aplicándome golpes. Le pregunté si estaba loco: ni siquiera pareció oírme. Entonces lo amenacé con llamar a un vigilante: e imperturbable y sereno, continuó con su tarea. Después de unos instantes de indecisión y viendo que no desistía de su actitud, me puse de pie y le di un terrible puñetazo en el rostro. Sin duda, es un hombre débil: sé que, pese al ímpetu que me dictó mi rabia, yo no pego tan fuerte. Pero el hombre, exhalando un tenue quejido, cayó al suelo. En seguida, y haciendo al parecer, un gran esfuerzo, se levantó y volvió silenciosamente a pegarme con el paraguas en la cabeza. La nariz le sangraba, y, en ese momento, no sé por qué, tuve lástima de ese hombre y sentí remordimientos por haberle pegado de esa manera. Porque, en realidad, el hombre no me pegaba lo que se llama paraguazos; más bien me aplicaba unos leves golpes, totalmente indoloros. Claro está que esos golpes son infinitamente molestos. Todos sabemos que, cuando una mosca se nos posa en la frente, no sentimos dolor alguno: sentimos fastidio. Pues bien, aquel paraguas era una gigantesca mosca que, a intervalos regulares, se posaba, una y otra vez, en mi cabeza. O, si se quiere, una mosca del tamaño de un murciélago.
De manera que yo no podía soportar ese murciélago. Convencido de que me hallaba ante un loco, quise alejarme. Pero el hombre me siguió en silencio, sin dejar de pegarme. Entonces empecé a correr (aquí debo puntualizar que hay pocas personas tan veloces como yo). Él salió en persecución mía, tratando infructuosamente de asestarme algún golpe. Y el hombre jadeaba, jadeaba, jadeaba y resoplaba tanto, que pensé que, si seguía obligándolo a correr así, mi torturador caería muerto allí mismo.
Por eso detuve mi carrera y retomé la marcha. Lo miré. En su rostro no había gratitud ni reproche. Sólo me pegaba con el paraguas en la cabeza. Pensé en presentarme en la comisaría, decir: “Señor oficial, este hombre me está pegando con un paraguas en la cabeza.” Sería un caso sin precedentes. El oficial me miraría con suspicacia, me pediría documentos, comenzaría a formularme preguntas embarazosas, tal vez terminaría por detenerme.
Me pareció mejor volver a casa. Tomé el colectivo 67. Él, sin dejar de golpearme, subió detrás de mí. Me senté en el primer asiento. Él se ubicó, de piel, a mi lado: con la mano izquierda se tomaba del pasamanos; con la derecha blandía implacablemente el paraguas. Los pasajeros empezaron por cambiar tímidas sonrisas. El conductor se puso a observarnos por el espejo. Poco a poco fue ganando al pasaje una gran carcajada, una carcajada estruendosa, interminable. Yo, de la vergüenza, estaba hecho un fuego. Mi perseguidor, más allá de las risas, siguió con sus golpes.
Bajé -bajamos- en el puente del Pacífico. Íbamos por la avenida Santa Fé. Todos se daban vuelta estúpidamente para mirarnos. Pensé en decirles: “¿Qué miran, imbéciles? ¿Nunca vieron a un hombre que le pegue a otro con un paraguas en la cabeza?”. Pero también pensé que nunca habrían visto tal espectáculo. Cinco o seis chicos nos empezaron a seguir, gritando como energúmenos.
Pero yo tenía un plan. Ya en mi casa, quise cerrarle precipitadamente la puerta en las narices. No pude: él, con mano firme, se anticipó, agarró el picaporte, forcejeó un instante y entró conmigo.
Desde entonces, continúa golpeándome con el paraguas en la cabeza. Que yo sepa, jamás durmió ni comió nada. Simplemente se limita a pegarme. Me acompaña en todos mis actos, aun en los más íntimos. Recuerdo que, al principio, los golpes me impedían conciliar el sueño; ahora, creo que, sin ellos, me sería imposible dormir.
Con todo, nuestras relaciones no siempre has sido buenas. Muchas veces le he pedido, en todos los tonos posibles, que me explicara su proceder. Fue inútil: calladamente seguía golpeándome con el paraguas en la cabeza. En muchas ocasiones le he propinado puñetazos, patadas y -Dios me perdone- hasta paraguazos. Él aceptaba los golpes mansamente, los aceptaba como una parte más de su tarea. Y este hecho es justamente lo más alucinante de su personalidad: esa suerte de tranquila convicción en su trabajo, esa carencia de odio. Esa, en fin, certeza de estar cumpliendo con una misión secreta y superior.
Pese a su falta de necesidades fisiológicas, sé que, cuando lo golpeo, siente dolor, sé que es débil, sé que es mortal. Sé también que un tiro me libraría de él. Lo que ignoro es si, cuando los dos estemos muertos, no seguirá golpeándome con el paraguas en la cabeza. Tampoco sé si el tiro debe matarlo a él o matarme a mí. De todos modos, este razonamiento es inútil: reconozco que no me atrevería a matarlo ni a matarme.
Por otra parte, últimamente he comprendido que no podría vivir sin sus golpes. Ahora, cada vez con mayor frecuencia, tengo un presentimiento horrible. Una profunda angustia me corroe el pecho: la angustia de pensar que, acaso cuando más lo necesite, este hombre se irá y yo ya no sentiré esos suaves paraguazos que me hacían dormir tan profundamente.

Imperios y servidumbres. Barcelona, Seix Barral, 1972, págs. 11-14

Publicidad Narrativa (227): Sprite. "Contáselo a todo el mundo"




NarrativaBreve.com publica un vídeo de publicidad narrativa cada día. ¿Te vas a perder el de mañana?




–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo?
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso.
Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

miércoles, 8 de febrero de 2012

Cuento moral de Tony de Mello: "Buscar en lugar equivocado"


Buscando la luz. Fuente de la imagen


BUSCAR EN LUGAR EQUIVOCADO
Tony de Mello

Un vecino encontró a Nasruddin cuando éste andaba buscando algo de rodillas.
–¿Qué andas buscando, Mullab?
–Mi llave. La he perdido.
Y arrodillados los dos, se pusieron a buscar la llave perdida. Al cabo de un rato dijo el vecino:
–¿Dónde la perdiste?
–En casa.
–¡Santo Dios! Y entonces, ¿por qué la buscas aquí?
–Porque aquí hay más luz.
 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo? 
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso. 

Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

Publicidad Narrativa (227): Kia Shuma. "Cuénteme ese sueño"




NarrativaBreve.com publica un vídeo de publicidad narrativa cada día. ¿Te vas a perder el de mañana?



–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo?
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso.
Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

"Yo me contradeciría"


Josep Antoni Duran i Lleida. Fuente de la imagen

Ha sucedido esta misma mañana. Yo iba conduciendo mientras escuchaba en la radio las intervenciones de algunos de nuestros más insignes políticos en el primer debate parlamentario tras la sesión de investidura de Mariano Rajoy. Después de Pérez Rubalcaba le llegó el turno al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, uno de los políticos españoles más dotados para la oratoria. Y sin embargo... hoy ha caído en un terrible gazapo. Duran i Lleida ha dicho al inicio de su intervención "Yo me contradeciría". Creo que él mismo se ha percatado de su error, pero estaba tan pendiente de lo que iba a decir a continuación que no ha sido capaz de corregirse. 

Rajoy y los lunes al sol


Fotograma de la película Los lunes al sol

"Ahora que nos hemos convertido en sufridos figurantes de Las uvas de la ira suspiramos por recuperar lo que antes, al parecer, nos hacía desdichados. En contra del optimismo de Eduardo Punset, muchos apoyan sin fisuras la tesis del poeta de que cualquier tiempo

martes, 7 de febrero de 2012

Relato de César Klauer: "En la playa"



En la playa. Fotografía: FRC


"Papá encontró la silueta de Gaby recortada sobre el fondo de la desarmada ola. Minutos antes, ambos habían visto juntos cómo la piedra, plana como una mesa, despedía un espasmo plateado que tomaba la luz del sol, la convertía en un tornasol dorado verdoso azulado. Los diminutos espejos emanaban un imperceptible vapor salado, arrancado por el calor del medio día. Delante de ellos, la espiga brillante se curvaba en el aire, boqueando gritos sordos incrustados en el tenue cedazo, tirante hacía poco menos de un minuto, pero relajado ahora, enroscándose en círculos desordenados que intentaban infructuosamente atrapar las piedras de alrededor, las manos de papá, los pies de Gaby".
C.K. 

Microrrelato de Victoria Pelayo: "Esla"



Fuente de la imagen


ESLA
Victoria Pelayo 

Fascinado por el movimiento que mecía el húmedo lecho que tenía a los pies, olvidó durante unos instantes preciosos la pérdida de altura. Desprenderse del ala en el aire fue fácil y cuando entró en el agua ya se había desabrochado la cremallera del mono hasta la cintura, dentro terminó de bajarla y aflojarse las correas del arnés. A medida que se hundía la luz se iba difuminando y antes de quedar en completa oscuridad, pudo ver flotando a su alrededor la enorme tela blanca. Seguía sin comprender por qué se hundía a tanta velocidad. Con dificultad se sacó los brazos del traje y empezó a bajarse los pantalones hasta dar con el duro material de las botas. Fue entonces cuando recordó las palabras de su mujer en la tienda el día que las compraron: No me gusta que tengan cordones, en caso de apuro tardarías mucho en aflojarlos. Dentro del agua los dedos, enredados con los cordones, se volvieron torpes y lentos, sus movimientos se hicieron cada vez más espaciados, hasta que la oscuridad y el silencio lo envolvieron en la profundidad del embalse.


–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo? 
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso. 

Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

Cuento breve recomendado (174): "Ausencias", de Juan Antonio Masoliver Ródenas



Juan Antonio Masoliver Ródenas (España, 1939). Fuente de la imagen

Hay defectos que nacen de la crítica, es decir, de los suplementos culturales o de la sección de libros de las revistas: la presión de las editoriales, la falta de visión de conjunto, el escaso espacio dedicado a determinados géneros y el excesivo dedicado a los escritores de moda son algunos de ellos. En cuanto a los críticos, una visible ignorancia de los clásicos, la limitación a una época y a un género, la incapacidad generalizada de comentar las traducciones o el diseño de los libros, el inevitable amiguismo y, con frecuencia, la incapacidad de escribir para el lector: son muchos los críticos que escriben para otros críticos, para los autores de la obra que comentan o para el espejo que les está contemplando y en el que se están contemplando”.

J.A.M.R.
 [Este cuento incluye un comentario, al final, de Blanca Ballester]


Publicidad Narrativa (226): Tres razones para dejar de beber




NarrativaBreve.com publica un vídeo de publicidad narrativa cada día. ¿Te vas a perder el de mañana?



–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo?
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso.
Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

Publicidad Narrativa (225): Actimel. "Porque cada día es una oportunidad"




NarrativaBreve.com publica un vídeo de publicidad narrativa cada día. ¿Te vas a perder el de mañana?



–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo?
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso.
Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

lunes, 6 de febrero de 2012

¿Editores o contables?


La emisión del vídeo bajo la atenta mirada de Vilma Warf, mascota de NarrativaBreve.com
En este vídeo grabado por la televisión literaria Avión de Papel, Mario Muchnik opina sin tapujos sobre la figura del editor actual, que en muchas ocasiones -dice él- es menos un editor que un contable. Muchnik habla -y siempre en tono crítico- sobre: la desaforada búsqueda de rentabilidad de las editoriales, las nuevas (y pequeñas) editoriales, las erratas, Jorge Herralde...

Cuento breve recomendado (173): "Francisca y la muerte". Cuento popular cubano en versión de Onelio Jorge Cardoso



Onelio Jorge Cardoso (1914-1986). Fuente de la imagen

“A pesar de la fuente popular de su literatura y del costumbrismo presente en algunos de sus cuentos, Onelio Jorge Cardoso es un escritor que supo dar dimensión universal a temáticas regionales. Enraizado en la literatura oral, ajeno a pintoresquismos, resulta un hábil indagador de la realidad cubana. Su obra influye sobre los escritores de la segunda mitad del siglo xx, fundamentalmente por su estilo vigoroso cercano a lo coloquial y por su riqueza temática”.
Luis Rafael

domingo, 5 de febrero de 2012

Publicidad Narrativa (224): Mercedes-Benz Clase ML 2012. "Porque el verdadero desafío nunca está demasiado lejos"



Cinco minutos de spot que se ven como si de un cortometraje se tratara. Es una historia en toda regla. Merece la pena.


NarrativaBreve.com publica un vídeo de publicidad narrativa cada día. ¿Te vas a perder el de mañana?

–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo?
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso.
Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com

El viejo que recogí

One-Liner de Mae West (3)



Actriz y guionista estadounidense Mae West (1893-1980). Fuente de la imagen 

"Las chicas buenas van al cielo, las malas van a todas partes". 
Mae West



–––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––
¿Necesitas un corrector de estilo? 
Escribe a ciconia1@gmail.com y pide presupuesto sin compromiso. 

Nota: narrativabreve.com es un blog sin ánimo de lucro que trabaja como espacio de creación y redifusor de textos literarios, y en señal de buena voluntad indica siempre -que es posible- la fuente de los textos y las imágenes publicados. En cualquier caso, si algún autor o editor quisiera renunciar a la difusión de textos suyos que han sido publicados en este blog, no tiene más que comunicarlo en la siguiente dirección: ciconia1@gmail.com